15 de mayo de 2007

TRIBULACIONES DE UN LECTOR

Todo el día he leído. Parte de la mañana se escurrió mientras husmeaba los restos del naufragio de un amor, restos hechos de palabras, las de ella. Ella que deambula por los cuartos buscando al ausente, diciéndole “querido”. En tanto que el bochorno de la siesta me sorprendió oyendo las voces de una mujer y un hombre, franceses, dedicados en cuerpo, pluma y alma a batallar contra los desquicios del poder. En estas horas Idea, Simone y Jean Paul, que de ellos se trata, sus vidas, sus desprecios, sus recuerdos han sido para mí más nítidos que los muebles de mi casa.




Mi desdicha entonces, la de un lector (¿la de todos?), estalla muy entrada la tarde al salir a la calle y encontrarme con eso que llaman “realidad” que para mortificarme adopta rostros diversos, encaramados todos a sus pedestales de tontería y vulgaridad.




Y quisiera que esas situaciones no me alcanzaran tan desprevenido, que la literatura fuera el paraguas para capear las tormentas que el mundo desploma sobre mí.

12 comentarios:

Horacio dijo...

Me encanta que la lectura te pueda alejar de ese crudo y despiadado mundo, también sería bueno que el mundo no te tratara mal y que, eso no significara abandonar la lectura, obvio.
Leí lo que escribiste sobre Carina y me da la sensación de que ella piensa que los niños y yo somos la causa de todos sus pesares (dolores de todo tipo, estrés, cansancio, etc.). Si es así, algún día (no sé cuando) quedara libre de nosotros para que viva el capítulo de solterona y amargada que está buscando vivir. Seguramente los quedarán sus amigos (?) para que le hagan compañía. No olvides estar presente. Saludos

Horacio dijo...

Perdón, quise decir "seguramente le quedarán sus amigos.."

Fragaria Vesca dijo...

a veces le pedimos a la realidad incluso menos de lo que puede darnos.En cuanto a la literatura, es cierto: esas compañías son a veces más fuertes que las de la gente de carne y hueso.Adoré su post.

Adrian Pegaso dijo...

Pudiste con los links!!! ;)

(Ya se, desubicado como siempre)

Bexos
Ad

Quebrantapájaros dijo...

Una vez leí en una novela de Kerouac que la literatura (ya sea su escritura o su lectura) lo que hace es ahondar ese caos, que no refugia nada. Creo que algo de razón tiene, ya que queremos huir y, al leer, lo único que hacemos es abrir puertas, más puertas.

sobrenubes dijo...

Qué fea esa sensación de haber encuentrado un espacio que luego se diluye con voces humanas, humo de micros, vocinas estridentes y cuanta cosa fea que destruye todo intento de estar en armonía.

Sería tan fácil si la vida se redujera a la literatura. Sólo habría que abrir la biblioteca, los libros siempre estarían allí, en el mismo lugar donde los dejamos antes, no nos reprocharían nada, nunca cambiarían, siempre serían ellos, los que nos muestran un mundo paralelo al que desearíamos insertarnos.
Por momentos uno se mete en la burbuja, tiene esa "felicidad" aparente, en que nada ni nadie puede afectarnos, hasta que PLUF!-se pincha todo y estamos en un agujero más hondo que del que nos habíamos escapado. Uno quiere salir....pero no se puede. Intenta abrir otro libro, y la búqueda incesante de ésa sensación se hace eterna.

Me gustó mucho esto último: "que la literatura fuera el paraguas para capear las tormentas que el mundo desploma sobre mí."

Como le digo querido Sergio, su escritura realmente me agrada. Es un placer entrar a su blog y encontrarme con sus cuidados textos que por momentos me divierten, por otros me hacen reflexionar y también me entristecen (cuando comparo algunas situaciones con mi realidad).

Nos estamos viendo.

LuisGui dijo...

Sí: la de todos. Algunas veces he ansiado sumergirme entre las páginas de una novela y permanecer allí, eternamente. En otras oportunidades he descubierto que ciertos personajes se pegan a mi piel, me persiguen, subliman mis intenciones. Creo que ciertos lectores encuentran el mundo literario más real que el cotidiano. Y es una suerte, no un escape. No sé qué haría sin el influjo y poder de las palabras. Gracias por recordármelo.

sergio dijo...

Horacio: no sé si el mundo me trata mal. El problema es, creo, que yo no sé estar en él. Habrá que saprender.

sergio dijo...

Fragaria: Pedirle más a la vida? Me gusta la idea, pero cómo hacerlo? A la literatura es más fácil pedirle cosas, no? Aunque ya sé, los libros no te calientan las patas en invierno.

sergio dijo...

Quebrantapájaros: y no empezamos a leer para eso? Para que se nos abrieran puertas. Yo recuerdo una frase que dice "al leer experimentamos la dramática urgencia de vivir" El problema aparece, creo, cuando al leer experimentamos la dramática urgencia de...seguir leyendo.

Quebrantapájaros dijo...

Me despido con esta frase de Rosa Montero: Las novelas son los sueños de la humanidad...

wow gold vip dijo...

im love El amante (Duras) muis!
good