29 de septiembre de 2010

DIME CÓMO TE LLAMAS....




¿Sugiere el nombre, como creían los latinos, un destino?

Repasemos algunos ejemplos.

En actitud digna de elogio, Anselmo Fracasso dedicó su vida a la redacción de libros de autoayuda. Idéntico aplauso podría destinarse a Laura Silvestri, experta en protocolo y buenos modales; al lic. Alejandro Gil especialista en tests de inteligencia; y a don Roberto Flamini que desde hace largo tiempo comanda el cuerpo de bomberos voluntarios.

Espíritus más endebles, por el contrario, se acoplaron a las exigencias de sus apellidos. Así, mis vecinos Baldearena que, naturalmente, se ocupan de trabajos de albañilería; la señorita Campana quien, aunque un poco anacrónica, se convirtió en maestra de grado; o Andrés Cinquemani que amén de destacado ingeniero agrónomo, es uno de los más poderosos terratenientes de nuestro país.

Entonces, como se ha visto, queda demostrado que algunas veces un nombre marca un destino; mientras que otras, provoca el ferviente deseo de contrariarlo.

Una última duda ¿tuvo tu apellido, querido lector, alguna relación con las decisiones de tu vida? Por lo pronto diré que en mi caso me ubico más bien del lado de los contradictores, pues si de algo no tengo ni la belleza ni la productividad es de un peral (eso dice el diccionario que significa, entre otras cosas mi apellido), sino todo lo contrario, diría que soy más bien un clavel del aire, propiamente del aire (Gelman dixit)


9 comentarios:

Marisa Perez Alonso dijo...

Perdón, un caracol puede sacarme mucha ventaja, pero no sé tu apellido. ¿Cuál es? De todas maneras deberé averiguar lo que mis nombres y apellidos significan. ¿Donde lo buscaste?

Hernán Schillagi dijo...

Amigo: primero lo primero, se olvidó de poner la etiqueta "ensayos" o "bagatelas" justo cuando el artículo habla de la importancia de los nombres.

Mi sicilianísimo apellido no tiene un sentido, creo que es un accidente geográfico de Italia. ¿Es decir que toda mi familia es un "accidente de la naturaleza"?

Por otro lado, mi nombre es la versión bien castiza del visigodo Fernando: Hernán, que significa "soldado valiente". Soy una persona pacífica, pero que lucha siempre por lo que cree justo con una buena dosis de cobardía, aunque con una conciencia de ello (esto compensa un poco, ¿no?)

Amigo, Ud. no contradice su apellido Pereyra, ya que si significa "perales", Ud. siempre fue un romántico como José Luis, jaja! "¿Y como es él...?"

"Practicidad y Prudencia": Cero dijo...

Tamaño problema existencial me plantea, amigo... Si la cosa con el tema de los apellidos es así, pues estoy en problemas, porque todo lo mío estaría "hecho a medias" o "por la mitad" o "hasta la mitad"... No lo sé...
Con el nombre se me complica aún más... Toda la vida he sabido que "Jorge" significa "agricultor"... Ahora, dígame, amigo, ¿cómo no se me ocurrió antes? Yo debía estar del lado de los "del campo"!!!!! Sería millonario!!!!!
En fin, veo que volvemos al comienzo: soy millonario "a medias"... Tengo la primera mitad que soy yo... Ahora me falta la segunda mitad: SER MILLONARIOOOOOOOOO!!!!!

sergio dijo...

Marisa: mi apellido es Pereyra. Y uno de sus múltiples posibles significados es el de peral. Dónde lo busqué? Consulté con un diccionario muy serio: google!!!!

sergio dijo...

Hernán: amigo a ud si lo tiniéramos de rubio, le plancháramos el pelo y lo lleváramos un par de meses al gym, más que un soldado valiente sería "el príncipe valiente"!!!!
La verdad, es que no había reparado en el parentesco que me une al fabuloso cantautor español. Y sí, yo ebrio podría firmar algo como "que canten los niños que viven en (la) paz"

sergio dijo...

Jorge: dios, si ud está hecho a la mitad o va por la mitad, va camino de ser un fenómeno digno de un libro de récords. Pues si a su 1,85 le sumamos otro tanto....

Ah no, ya entiendo, le faltan los kilos!!!! Cuídese, porque según su nombre en los próximos meses aumentará ud unos 75 kg... O sea, duplicará su masa corporal, y ya no será una mitad. Será un entero.

"Practicidad y Prudencia": Cero dijo...

Ay, amigo... Esto de sumar y restar, subir y bajar, poner y sacar me está complicado un poco la existencia... Y mejor no hablemos de los otros "tantos" porque, bueno, de eso... Sí, sí... mejor no hablemos de eso...
Es mejor pensar que los latinos estuvieron errados o que fueron unos grandes fabuladores...
A propósito de fábulas: ¿le conté la historia de la foto?
Salute!

Paula Seufferheld dijo...

Según la fonética, significa "héroe borracho", pero en el sur de Alemania de donde es mi apellido todos son borrachos... la particularidad está en la palabra héroe. Quisiera hacerle homenaje a mis ancestros y ser esa heroína, esa "held", que cierra mi identidad. Por ahora no paso de segundona en una novela por entregas... de evaluaciones, proyectos, glosas escolares, dinero para mis acreedores. ¡¡¡Un héroe no se entregaría tan fácilmente y sobrevolaría por estas banales situaciones cotidianas!!!

Aereal dijo...

el apellido, ni idea, pero el nombre "ariel" significa León de Dios.

Dios... no existe, por lo que se puede entender como León de pacotilla?