21 de octubre de 2008

EN AGOSTO

Juntos, diríase a cuatro manos, el viento y el sol diseñaron esta escenografía de fines de agosto:
un cóctel de polvo y hojas sin rumbo, sudor y desgana.

Lo demás, simple:
la muerte en su apropiarse de un cuerpo, por el trabajo minucioso de la enfermedad privado de fuerzas, degradado, marchito;
un cuerpo en cuyo cansancio no florece resistencia alguna.

Tan simple, corriente, como el escándalo de los cristales a la caricia ruda del viento de agosto.

4 comentarios:

Proyecto María Castaña dijo...

Está bueno pese a que atrase unos meses... más que el viento de agosto -el zonda, amigo- lo que mata en esta época es la pelusa del álamo blanco... ésa sí entra cuando quiere y mis defensas no le oponen resistencia alguna.
Adoré el giro "escándalo de los cristales", sí, es corriente su vibración molesta, pero dicho así es como si lo hicieran por primera vez.

Hernán dijo...

Lo habíamos charlado "en vivo" y enunciado algo en el post anterior: es muy interesante la liberación formal de la prosa poética. Ud. hace rato que la viene puliendo y ha ensayado -con felicidad- distintas maneras de encontrarle ritmo a lo que en principio se niega a tenerlo. El juego de los dos puntos, las comas parentéticas y a modo de "stops" cadenciosos, ya son un estilo.

Me causa gracia acordarme de cómo surgió el título (queda en privado). Aunque ahora con el agregado del "En" queda mucho más sugestivo.

Interesante el uso ¿caprichoso? de la palabra "cóctel" en este contexto: pero queda bien. No voy a ser una diatriba como contra otras palabrejas. Eso sí, no es "desgano" en vez de "desgana".

Su prosa me gusta, me entusiasma y me hace pensar. Sin embargo ¿debo pedirle de nuevo que de vez en cuanto "meche" algún post no literario y con humor? Ud. mismo arrancó así al comienzo. No es que le diga una locura.

Un abrazo

YOR dijo...

Oscuro y fresco como los zaguanes de las casas viejas en las siestas...
Oscuras geografías tu últimos escritos.
Beso.

Fragaria Vesca dijo...

Comentario castigo #2: "un cuerpo en cuyo cansancio no florece resistencia alguna." Qué fuerte y a la vez frágil imagen de la vida cediendo el paso a lo inevitable.