24 de enero de 2009

LA AMISTAD SEGÚN BERGMAN



(Para Nat y Carina, por su honestidad brutal)

La amistad es, como el amor, extremadamente sagaz. La esencia de la amistad está hecha de franqueza, de pasión por la verdad. Es algo liberador ver el rostro del amigo o escuchar su voz al teléfono contando precisamente lo más trascendente y penoso de contar. O también ocurre que el amigo se oye así mismo confesando lo que apenas se atreve a pensar. La amistad tiene a menudo rasgos de sensualidad. La silueta del amigo, su cara, ojos, labios, voz, movimientos, acento, están grabados en tu inconsciente, constituyen un código secreto que te hace que te abras en confianza y solidaridad.

Una relación amorosa estalla en conflictos, es algo inevitable. La amistad es más refinada, no tiene tanta necesidad de tumultos y depuraciones. Hay ocasiones en que la gravilla entorpece las delicadas superficies de contacto y eso causa dolor y dificultades. Yo pienso entonces: ¡maldita la falta que me hace semejante idiota! Pasa algún tiempo y el malestar se manifiesta de un modo o de otro, palpablemente a veces, con discreción las más.

“Voy a dar señales de vida, esto no puede seguir así, hay que cuidar los tesoros”. Y despejamos la atmósfera, la limpiamos, la restauramos.

El resultado es incierto: mejor, peor o como antes. No puede saberse. La amistad no está sujeta a juramentos ni a promesas, como no lo está al tiempo ni al espacio. La amistad no exige nada, salvo una cosa: sinceridad. Es su única exigencia, pero es difícil.


6 comentarios:

Barbado Whisky Matinal dijo...

Viejo, que buenisima onda uqe publiqués algo así. Salud¡¡¡¡ quedan en mi las palabras "....es su única exigencia, pero es difícil.". ¡¡¡¡¡¡Buenisimo.¡¡¡¡¡¡

Proyecto María Castaña dijo...

Sergioamigo

Comparto con el bebedor matinal el concepto de que esta reflexión es de una belleza y agudeza a la que llegás de costumbre en otras entradas, pero esta vez más. Me has emocionado. Nosotros que somos un edificio varias veces demolido "en eso del amor" podemos enorgullecernos de las amistades sinceras que poseemos. Y sí, me sale caer en la imagen fácil del Principito y su rosa -desde que sé que a S. de B. le encantaba su autor ya no me da vergüenza mi gusto por el muchachito de capa celeste y melena rebelde-. Los amigos no son quisquillosos, irracionales, posesivos. Necesitan que los escuchemos, escucharnos y un poco de presencia. Como dice Mirtha: "las relaciones se sostienen de presencias". Eso me hace pensar que a usted le tengo que hacer una visita. Avíseme cuando quiera verme: ¡eso sí llevo medio kilo de pan, fiambre y un par de cervezas, al menos: la amistad se cultiva de charlas pero se ALIMENTA de ALIMENTOS, REGADOS EN LO POSIBLE.

Proyecto María Castaña dijo...

Recién veo el título...
¿Es Bergman textual o adaptado y filtrado por tus emociones y experiencias concretas?
Sea lo que sea, es genial. Ya haberlo extraído y compartido es una genialidad.

YOR dijo...

Un decálogo se podría escribir en torno a tan apasionante tema...
Decía un psicólogo estadounidense (Scott Peck) en su libro "la nueva psicología del amor". La amistad es lo mismo que una relación de pareja, solo que no incluye el componente sexual...
Mirando a mi entorno me doy cuenta que tal vez en lo cuantitativo parezca certero el asunto, ahora, el lo cualitativo... hay tantas relaciones inclasificables actualmente que me mareo un poco...
Amigos, que maravillosa gente NO?

sergio dijo...

(Este post es un chagüí, porque no tenía nada nuevo pa publicar. Me da unos días para escribir o reescribir o elegir. Esto al margen de que flasheé con el libro Literna mágica de Bergman que me prestó Paula, a la que le agradezco además la bella foto de una peli que habla de esas amistades complejas de las que se habla en el texto)

En cuanto a la amistad podría decir que las relaciones con algunos amigos es lo más sólido y duradero que he construido en mi vida. Por supuesto, a veces he sentido ganas de atropellarlos con el auto (si tuviera uno y si supiera cómo manejarlo) y otras, ganas de suicidarme por sus arrebatos de Honestidad. De todos modos, pese a todo (años, novios/novias que van y vienen, trabajos, olvidos pasajeros) los amo y eso es lo que importa. Y no sigo porque lo próximo sería harto sentimental y en verano no da.

PAOLA dijo...

la amistad como baluarte, como pilar de vínculos, como homenaje al cariño sin especular, desinteresado.
Difícil hallar quien calce en esa palabra, pero todo es posibl
Celebro hABER LLEGADO hasta aquí y te invito a pasear por mi laberinto.
Un abrazo