25 de noviembre de 2009

DIARIO DE UN (IM) PACIENTE








JUSTIFICACIÓN:

Hace poco más de un mes estuve una semana internado para someterme a una operación de vesícula (¿sabían que Warhol murió en el transcurso de una? ¡Pobre! ¿Hay algo menos glamoroso para una diva pop –y Andy lo era- que “espichar” en una intervención quirúrgica de “rutina”?). Como estaba medicado, ergo sin dolor, me dediqué a anotar algunas cosillas en un cuaderno que compré dentro del hospital. Las que siguen son algunas impresiones de mis días de impaciencia.


11 DE OCTUBRE

Presididos por el aburrimiento (¡qué ampuloso suena!) transcurren mis días en este sitio. Sí, me aburro muuucho. Aunque, ahora que lo pienso, relativamente menos de lo que debería. Supongo que la fluoxetina trabaja a buen ritmo. Léase: sostiene mi curiosidad, pues si bien se mira en un hospital ocurren cosas: la comida (hay que ver las caritas de alegría de los pacientes cuando se aproxima el carrito de los alimentos), este cuaderno nuevo, gente que abandona el lugar sobre sus piernas, gente que lo abandona con las patas pa delante (A propósito: hoy descubrí que la salida de “fiambres” está oculta en la parte trasera del edificio ¿evitan las deserciones masivas?).

Noche:
SE EQUIVOCÓ PAVESE
“Vendrá la muerte y tendrá…¡agujas!


12 DE OCTUBRE

TOTALIDADES
Si en nuestro país el fútbol lo es todo, y Maradona lo es todo para el fútbol, la deificación es un hecho. También el odio a un dios que no cumple con todos –pero todos- los deseos de todos –pero todos, absolutamente todos- los fieles del culto.


HOMBRES NINIOS
Vemos un par de fragmentos de pelis por las que circulan asesinos seriales, gnomos macabros, chicas pulposas que parecen travestis. Y mis compañeros de habitación y sus acompañantes, a juzgar por sus comentarios y carcajadas, lo disfrutan enormemente.

Mi descubrimiento: el público de estos filmes es el de los “hombre ninios”



13 DE OCTUBRE

EUFEMISMO
Esta mañana sólo la belleza física me “consuela”.

ME COMÍ LA(S) GALLETITA(S)
Ayer, y luego de dos interminables días de “dieta cero”, me permitieron por fin tomar caldo y té acompañados por galletas de agua. Esa fue la señal de largada de una nueva adicción: pocas tentaciones he conocido más fuertes que la del paquete en la mesa de luz. Una galleta que es la última –siempre la última-, precede a otra que, por supuesto, también lo es. Y así sucesivamente. Si no fuera por el temor de perturbar el sueño de mi compañero (hay que ver lo “chillones” que son esos envases) me hubiera convertido en una de esas termitas de los dibujos animados y no sólo habría acabado con el paquete completo sino también con mi muy precaria salud.

EVANGÉLICOS
Joven evangelista mendocino (para más datos, palmirense): -¿Tú sabes que tienes un amigo que quiere lo mejor para ti, un amigo que dio su vida por ti?
Yo: -Ahhhhhh

(Para Hernán: los evangelistas no dudan: tutean cual salidos de una telenovela de Thalía)



14 DE OCTUBRE

LAMENTOS
Mis compañeros de habitación, los mayores, hablan de “LA MUJER” (la mujer esto, la mujer aquello) como si del motor de un 11/14 se tratara. El resultado, se entiende, no puede ser más torpe. Pues ¿hay algo menos “maquinal” –previsible- que una mujer?

(¡Ay de los muchachos que miran y atienden como si del oráculo de Delfos se tratara! ¡Ay de las mujeres que se enamoren de estos chicos!)



15 DE OCTUBRE

PEQUEÑA MALDAD
Muchacho evangelista, cuidador de mi compañero de habitación, intenta “devolverme al buen camino”. Para ello me lee un pasaje de la Biblia. Yo escucho. Luego digo que no entiendo, que me explique. Definitivamente la docencia no es lo suyo. Acaso, tampoco la religión.

CERTEZA
El cine argentino le adeuda un gran papel, un papel protagónico a Claudia Fontán.

CERTEZA II
Mañana me pasan por el cuchillo....

10 comentarios:

sergio dijo...

Las fotos reales se las debo. Tal vez más adelante las publique.

Hernán Schillagi dijo...

Amigo: como ya le adelanté por sms, el impaciente es una especie de observador impiadoso, arbitrario y perverso. Quizá me quede corto, ya que la violencia se vuelve su manera de manifestarse.

Sin embargo, Ud. adquiere una nueva característica, la de ser muy gracioso. En lugar de ahorcar a "tuteadores evangelizantes"

¿Qué o quiénes habrán sido las "bellezas físicas" que lo consolaron? ¿Tampoco va a contar quién le compraba de contrabando los cigarrillos en el hospital? Jaja.

Un abrazo de vesícula.

sergio dijo...

Amigo: como también le dije por sms yo debo ser un impaciente crónico porque en mi vida cotidiana suelo ser arbitrario, perversín e impiadoso. Violento? no. Divertido? A veces.

Ah, la belleza física anda por ahí sin sospechar los efectos que produce.

El contrabando de cigarrillos? Nada, frente al hospital había un kiosco. Tan sencillo como eso.

Proyecto María Castaña dijo...

Me encantó el diario. Tiene un ritmo que evita las agónicas horas de tedio que seguramente pasó el(im)paciente. Sobre el tuteo, los evangelistas palmirenses lo usan en sus speech, en la vida cotidiana vosean como cualquier vecino. Tuve una alumna en la técnica de San Martín que evangelizaba los fines de semana y me contaba sobre cómo se preparaban para hablar, cómo se vestían, en síntesis, mucho no difería de las técnicas de venta que recibe una promotora de Mary Kay.
Como Hernán, me intriga la belleza mañanera que alegró tu vista en el despertar del 13/10: ¿llevaba bata? Yo debo ser hipocondríaca porque generalmente las alegrías a la vista me la dan los especialistas a los que mi clínico me deriva (salvo el cardiólogo que podría ser mi abuelo, ja).

Para cerrar, y como me mandaste por mensajito, la mayoría de los machos cabríos hablan de las mujeres como motores y son huecos como el aljibe de la tristeza (¡guau! qué poética). Decime vos, que soy la última romántica casta de este planeta, ¿dónde voy a encontrar un hetero que me banqué con mis locuras, seudointelectualidades y con el que pueda hablar más de media hora sin querer matarlo? Soy un caso perdido, pero como decía yanpol somos el resultado de nuestras elecciones pasadas. Si hasta acá llegamos así, "algo habremos hecho", amigo.
Espero (im)paciente el final de este diario, el día después.

Ah, Claudia Fontán que siga siendo segundona. Mi hermano bajó el Secreto de sus ojos y una primerísima es la Villamil. Genia y figura hasta la sepultura.

Proyecto María Castaña dijo...

fe de erratas: "me banque"

sergio dijo...

Paula: de veras ha pasado tanto tiempo que me sería muy difícil identificar la belleza que inspiró tal comentario. Tal vez haya tenido guardapolvo, tal vez no. Importa? La belleza se basta a sí misma.

En cuanto a Claudia, estoy convencido que se merece un gran papel. Sé que Villamil es una suerte de diosa del Olimpo (bellez y talento no vienen muy a menudo en el mismo envase), pero la Fontán es una gran comediante.

Hernán Schillagi dijo...

Coincidio con la oportunidad para Claudia Fontán, pero... ¿Quién le haría de segundona a la mejor de las segundonas?

sergio dijo...

Mi sobrina me reclama que el día 13 de octubre no anoté su visita. Tiene 15 años y ya aprendió la función básica de las mujeres: reclamar. Jaja. Bueno:

13 de octubre. Hoy vinieron mamá, papá y paulis (que por cierto estaba muy linda en el día de su cumpleaños. Ojalá no creciera más y siguiera siendo la bebota gorda que todos adoramos)

Agusina dijo...

no creo q hayas estado tan aburrido xq tuvist tiempo d observar y critikr cm x ejemplo a mi padre q todos sabmos n 1 gran niño adulto...jeje. pro m sorprendio q ningun signo d dpresion x la falta de cigarrillos!!! bn!!! s 1 progreso pro duro poco!!! jaja... q necesidad l evangelista d tratar cn alguien cm vos, perdiendo el tiempo el pobre... pero bueh hay q admirar su valentía o sera q no te conoce?? jaja... m encantó!!! besos!!! tkm tia!!! jeje

Agustina dijo...

como c nota q no miro lo q escribo... 1 desatre!!! perdon x lo abreviado!!!