22 de mayo de 2010

TONTUELO



Tonto corazón
como pajarillo aletea
cuando se cruzan mis ojos
con aquel mirar de los tuyos.
Tonto, tonto corazón.

Tonta verga
que también aletea como pajarillo
cuando se cruzan mis ojos
con aquel otro mirar de los tuyos.
Tonta, tonta verga.

Tonto yo
que después de tanto olvido
te dedico suspiros, pajas, poemas.
Tonto, tonto yo.

7 comentarios:

Hernán Schillagi dijo...

Jajaja! ¡Qué zarpe! Muy gracioso su poema. En realidad, ambos laten y se paran gracias al torrente sanguíneo.

Retiro lo dicho: lo suyo es de una seriedad propio de una carta de amor. Una seriedad e(pistola)r, diría;-)

Anónimo dijo...

Jajajaj! ¿Tontuelo? ¿Ingenuo? o ¿Simplemente una persona con una inclinación hacia lo que no conviene? Insisto en afirmar que el desamor provoca en vos la cretividad...Así que salud por ser tan tontuelo como hasta ahora y salud por su pajarillo...Jajajaj!

Proyecto María Castaña dijo...

Primero, me encanta que mixturés un lenguaje romántico y cursi a propósito, iteraciones incluidas, con un contenido procaz.
Segundo, me hiciste acordar al Quevedo que le cantaba loas a las putas o versaba de las gracias y desgracias del ojo de culo. Éste, amigo, es uno de los mayores elogios que vas a recibir jamás. ¡Te estoy comparando con "el poeta" de todos los tiempos! Tan libre como vos, capaz de mezclar en tu poética rebelde los goznes con la verga. Un aplauso con ruido de yapa: clap, clap.

sergio dijo...

Amigos:

Me alegra que mi post-ema los haya alegrado a uds.

Creo que escribir tiene que vera veces, al menos para mí, con explorar regiones non sanctas.

Y buscar, la risa, cuando no la carcajada del lector.

Si lo conseguí, me doy por satisfecho (no parezco uno de esos comediantes berretas que dicen que lo más difícil es hacer reír cuando en realidad a lo que se refieren es que hacen reír con medios nobles es lo difícil, los chistes fáciles abundan y también hacen reír).

Paula: gracias por la comparación pero ni aunque viviera cien años llegaría a ser ni la uña de quevedo. Ni siquiera como humorista.

sergio dijo...

Amigos:

Me alegra que mi post-ema los haya alegrado a uds.

Creo que escribir tiene que vera veces, al menos para mí, con explorar regiones non sanctas.

Y buscar, la risa, cuando no la carcajada del lector.

Si lo conseguí, me doy por satisfecho (no parezco uno de esos comediantes berretas que dicen que lo más difícil es hacer reír cuando en realidad a lo que se refieren es que hacen reír con medios nobles es lo difícil, los chistes fáciles abundan y también hacen reír).

Paula: gracias por la comparación pero ni aunque viviera cien años llegaría a ser ni la uña de quevedo. Ni siquiera como humorista.

Anónimo dijo...

sos un loco raro pero me gusta lo que escribes segi asi un abrazo

Fernando G. Toledo dijo...

«Tonta, tonta verga».

¿No hay allí una redundacia? No la evidente («Tonta, tonta»), sino la otra («tonta verga»): he escuchado usar «tonta» como sinónimo de «verga», «pija», «poronga», «chota». Los jovencillos de hoy, además, usan «verga» como sinónimo de «traidor», «maldito» (en ocasiones) y «de baja calidad» (en otras).
En fin, como ve, su tontuelo poema da para todo.