13 de noviembre de 2010


después del aguacero
después del telón corrido por el viento
tímidas aparecieron las estrellas

ahora sólo esperás dormir
qué más podrías esperar

otras noches sí
otras noches
tus esforzadas fantasías
logran hacerse con la varita del hada
cumplir los deseos del muchacho
que todavía te vive todavía te sufre
del inhábil para todos los negocios del mundo
que hoy te vive hoy te sufre
otras noches

en este sopor pegajoso
bajar los párpados te bastaría
te bastaría hundirte
en el cotidiano simulacro de la muerte

1 comentario:

Proyecto María Castaña dijo...

... pero, con las horas, el tirano despertador te anuncia que el simulacro ha terminado. C'est la vie, c'est la mort, ami.