29 de agosto de 2012

FUTURO OPACO



Mientras cumplías
con los primeros ritos de la mañana
como visita inoportuna
se coló la rabia
contra la inoperancia
la pereza del autor
del vacío en tus valijas
que te revuelve la sangre
que procurás diluir
en la friega sudorosa del piso
hasta que el cansancio
te persuade
de lo inútil del esfuerzo
de lo útil de esa rabia
que quizá sea un motor
para los giros del presente
del futuro
o vaya uno a saber de qué.

5 comentarios:

Hernán Schillagi dijo...

Sergio: y sí, la rabia "nubla" la vista y lo vuelve todo poco claro.

Mucho han hablado los psicoanalistas de sublimar con la limpieza las frustaciones. ¿Serán más una distracción que un motor? A mí me debería agarrar más seguido esa "furia" por hacer limpieza general, jaja.

Me gusta el poema. Tiene una musicalidad interesante que se va ondulando con encabalgamientos suaves. Es un poco confusa la elipsis en:

"se coló la rabia
contra la inoperancia
la pereza
del autor
del vacío en tus valijas"

Tuve que leerla varias veces para saber de qué hablaba y se empasta un poco con esos dos "genitivos" (¡gua!) "del" autor "del vacío", sin embargo me encanta. Me obligó a entrar por la música primero y luego por el sentido.

Anónimo dijo...

Hernan: gracias por el comentario. tal vez debería pegarle una nueva mirada al asunto ese de la elipsis. nueva porque este poema debe tener unas docientas versiones a lo largo de ocho años. y sí, soy un poco vueltero jajajaja.

Proyecto María Castaña dijo...

Vamos al sentido del final... tenemos una antítesis, lo inútil del esfuerzo, lo útil de la rabia. Inmediatamente decís que la rabia es motor y ahí me parece que anulás la antítesis... la rabia lleva al movimiento que necesariamente implica algún tipo de esfuerzo.
Si lo veo de otra manera, en pos de entenderte, podría pensar que el esfuerzo se tiende en línea recta, incluso ascendente y la rabia, por más motorizada que esté, lleva al círculo, o sea, a la repetición y a la monotonía, a que encuentres cada 360 grados la valija vacía.

Proyecto María Castaña dijo...

Vamos al sentido del final... tenemos una antítesis, lo inútil del esfuerzo, lo útil de la rabia. Inmediatamente decís que la rabia es motor y ahí me parece que anulás la antítesis... la rabia lleva al movimiento que necesariamente implica algún tipo de esfuerzo.
Si lo veo de otra manera, en pos de entenderte, podría pensar que el esfuerzo se tiende en línea recta, incluso ascendente y la rabia, por más motorizada que esté, lleva al círculo, o sea, a la repetición y a la monotonía, a que encuentres cada 360 grados la valija vacía.

Anónimo dijo...

Paula: es probable que tenga ud razón. Pero el caso es que no lo sé. En realidad en el final hay un quizá que sintetiza mi idea sobre el asunto: no sé adonde puede llevarme la rabia. NO sé nada. Gracias por el comment.