13 de marzo de 2009

ECRIRE


cuando el vacío se disfrace
de tarde de domingo, y la tarde
de hastío en los párpados
de peso en la mirada
tomar la pluma, cincelar
con palabras la imperfección
de un sentido, mínimo
como la negrura del insecto
que trajina el cielorraso

tomar la pluma, digo
contra pesos y hastíos empuñarla.

16 comentarios:

Hernán Schillagi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Hernán Schillagi dijo...

Hernán Schillagi dijo...
Écrire o Escribir, sí: nuevamente el diablo de Duras metió la cola en este blog.

La comparación de sentido con la negrura de un insecto está lograda. Es más, lo rebaja a la inmundicia de un intruso cascarudo en el blanco del cielorraso (o la página). Pero al mismo tiempo anhela su pequeña perfección y libertad.

Por otro lado, me sorprende su cada vez más notoria inclinación al impersonalismo (en los verbos, en el punto de vista). Para bien, ojo. Hay un desdeñamiento de las imágenes "surrealistas" evidente y el objetivismo suma en concisión y certeza en la elección de las figuras. Sin embargo, esto lo acerca cada vez más a lo que Ud. no le gusta: que uno lea el poema y no le pase nada, no le movilice. Al menos eso me sucedió a mí. ¿Dónde quedó el bolero, amigo?

Un par de sugerencias:

Me gusta cuando se trabaja la rima interna como en "vacío" y "hastío". Son un poco lejanas, pero se quedan flotando en el oído. Eso sí, ya que Ud. usa los signos de puntuación, vuelva a puntuar este poema:

*y la tarde,"... Allí tiene que ir otra coma, ya que hay una elipsis gigantesca de "se disfrace". Lo pide la sintaxis y no alcanza con el corte de verso.

*"de peso en la mirada:/tomar la pluma"... Sí, un dos puntos antes del corte, porque la enumeración de arriba hace que uno siga de largo y pierda el sentido (qué negrura!) comenzado con el "cuando el vacío..."

*No me convence para nada el último verso. No me gusta, no son musicales esos sustantivos en plural y el sujeto (pluma) tan lejos para el "empuñarla".

*No le suena muuuy pretencioso titular en francés un poema. Si me equivoco, mil disculpas.


Amigo, como la otra vez me dijo que se había decepcionado de mi comentario tan poco analítico, me tomé un tiempito (Ud. se lo merece) y le hice estas propuestas de trabajo. También puede desecharlas por completo. Son una lectura más.

LuisGui dijo...

Una vez más, como antes, como cuando nos conocimos, has logrado que recuerde a la Duras con afecto. "Écrire, dit-elle" y toda la magia narrativa que encierra. Y tu poema, que bien construido o mal construido sigue enarbolando emociones intensas aunque agazapadas. Yo, confieso, lo he disfrutado muchísimo.

Un fuerte abrazo.

sergio dijo...

Hernán amigo:

Como siempre, paso a tomar nota y reflexionar sobre cada una de las cosas que dice en su comment (y si no publico los poemas modificados es porque ud me acusa de ladri)

Decepcionarme ¿yo? Naa. Ud solamente me decpecionaría si un día me dijera que se hizo de Boca. Ups, ¡ud es de Boca! Vio, ahí si estoy decepcionado. Alguien que ha procesado y descartado casi todo lo que le enseñaron los que le pusieron, entre otros,el muy marcial nombre de Albano, no se deshizo de la bosta. Y bueno, cada uno es como puede, y a veces mucho peor....

sergio dijo...

Luis amigo:

Le agradezco su afectuoso comentario.

Ah, y no desaparezca. Recuerde que en este planeta se lo aprecia mucho.

Un abrazo.

Proyecto María Castaña dijo...

LuisGui dice "yo confieso, lo he disfrutado muchísimo" y yo suscribo a sus dichos. Si bien sigue con ese impersonalismo tan azul -por no decir frío- como su blog, me he emocionado con cada verso; creo que no le sobra ni le falta una palabra y la última estrofa resuena maravillosa en mi mente, esos versos que vale la pena memorizar. Y si hay algo que empuñar que sea la pluma. Y si hay un corazón blando que herir que sea el del papel.
Me encantó la idea de la imperfección del sentido, es sumamente original, abrís un tema en el que nunca me había detenido a pensar.

sergio dijo...

Paula:

Le argradezco enormemente sus palabras. Si no quedaran muy maricón, le diría que me emocionaron.

Y sí, tal vez el impacto de los versos en ud, se deba a una cercanía vital, a nuestro escribir los domingos, a nuestro empuñar la pluma contra el hastío, el fastidio de los domingos.

Hernán Schillagi dijo...

Sergio: temo decirle que el club de fútbol que me impusieron mis mayores fue River Plate. Así que, si era lo único que no había procesado y descartado de casi todo lo que me enseñaron, quedaría en cero. pero su decepción, se ve, pasa por otro lado. Ah, y publique Ud. lo que quiera. Pero las versiones corregidas serían mejor para un futuro libro impreso. No le parece?

Paula: dónde quedó tu apasionada "hembra dragón"? En fin, la última estrofa (memorizada o no) no es que esté mal su idea (es como un Quijote dando el discurso de las armas y las letras), sino que su construcción y la elección de las palabras no ayudan a la musicalidad. Nada más. Siempre se puede "écrire" mejor. Sobre todo en el caso de Sergio.

Proyecto María Castaña dijo...

Cuando una estrofa es buena, como la final, todos los días podemos encontrarle algo: hoy me quedé colgada de la antítesis pluma-pesos.
Ya veremos que descubrimos mañana.

Hernán Schillagi dijo...

Que la metáfora pluma (por escritura) está muy usada, es un lugar común: verbigracia, el Himno a Sarmiento.

Proyecto María Castaña dijo...

Y la LLUVIA también está muy usada y Roberto Malatesta reinventa el tópico. Consedámosle la originalidad a Sergio, no vas a comparar el verso "con la espada, la pluma y la palabra", con el final de Ecrire, ¡por favor!

Algo me hace ruido: ¿un poeta a favor de la actualidad del léxico de la vida cotidiana no habría hablado de "lapicera" o de "bic"? Te tengo rodeado, "señor clásico".
Después la arcaizante soy yo y me tirás dos penínsulas por la cabeza.

sergio dijo...

Pau:

la verdad es que yo escribo con una estilográfica o "pluma". Sí, de esas que usan cartucho. La amo porque es hermosa y porque me la regaló Fragaria.

Proyecto María Castaña dijo...

Entonces, querido mío, en honor de Mairal y su durazno, meté "estilográfica" en un verso. También podés incluir la marca. Si dentro de 100 años nadie sabe lo que es una estilográfica y menos han sentido su marca, no te quejés: quisiste ser absolutamente moderno, como el diario de hoy que a la noche envuelve pescados. Entonces, como "el durazno", tus poemas estarán llenos de notas al pie y solo te leerán paleógrafos y filólogos.

YOR dijo...

En medio de tanto "eruditismo" expresaré mi opinión:
Ta bueno chabón!
Me gustó el escrito... escribir siempre presupone un salto al vacío... no?
Beso.

Gabriel Vanella dijo...

Sergio no voy a decirte de formas ni de palabras mejor o peor puestas porque no estoy capacitado para hacerlo. Pero como apasionado por las palabras y sus formas me parece excelente la idea de edificar la imperfección de un sentido con palabras en sí diversas y también imperfectas. El sentido una vez construído puede estar mejor o peor logrado, y por ahí la diferencia es mínima como "la negrura del insecto" o como el insecto negro "que trajina en el cielorraso". "Tomar la pluma" o dominar la tinta son pormenores de tu atenta idea.
Saludos

Fragaria Vesca dijo...

Delicatessen. Adoré.